Enero 09 // GALERIA DE ARTE ORIENTAL

WINDOWS XX

Carlos Rozensztroch // VOLVER

Una visión muy personal de una ciudad controversial que a lo largo de los años se convirtió en una meca para muchos por la posibilidad de oportunidades. Nueva York es un ícono de ciudad moderna, cosmopolita, con una densidad poblacional importante y, sin embargo, Carlos Rozensztroch logra mostrarla como un sitio despojado de todo signo humano, silenciosa, vacía, atemporal, bella. Se puede hasta sentir la calidez amigable de esos edificios tocados por los rayos del sol que nos sumerge en un clima de serenidad y paz alejado del trajín diario de ese movimiento permanente.

Carlos Rozensztroch pudo visualizar una geografía de granito, acero y vidrio, que avanza sobre una naturaleza aun resistente a ser aplastada y donde el ser humano es el gran ausente, que sin embargo subyace en todo el trabajo.

Más allá de lo anecdótico estas fotografías son un perfecto juego de luces y sombras, líneas y reflejos un equilibrio de formas cuyo orígen podemos encontrar en las teorías de la Bauhaus y de Wassily Kandisky, una forma de tratar el cuadro que cumple con el equilibrio y cuidado de las teorías clásicas del arte. Una muestra que no podría ser de otro modo que en Blanco y Negro.

Ana Palacio
Curadora